Comunicado

Desde la Secretaría de Política Internacional del Movimiento Octubres queremos manifestar nuestro más enérgico repudio al uso del TIAR contra nuestra hermana República Bolivariana de Venezuela, nueva agresión internacional que, como escalada, podría terminar en una guerra formal en el continente más pacífico del planeta.

En los últimos siete años el asedio que sufre la hermana República Bolivariana de Venezuela se ha incrementado notablemente con una escalada de medidas coercitivas hasta llegar al bloqueo criminal que hoy condena al país a la desestabilización social, la falta de alimentos, medicinas y de insumos necesarios para la producción. Todo ello con el propósito de destituir al Gobierno de Nicolás Maduro, elegido democráticamente.
El bloqueo a Venezuela se traduce en una grave y masiva violación de los Derechos Humanos, y debe quedar claro que no son sanciones las que aplica EEUU, sino medidas unilaterales de coerción que incluyen a aquellos países que se solidarizan con el país latinoamericano.
Así, en la medida en que no logra sus objetivos con las medidas formales (leyes, decretos y actos administrativos del Gobierno de Trump) avanzan con las no formales, igualmente dañinas que son el cierre de cuentas bancarias en el extranjero, la incautación de bienes, las restricciones a las redes informáticas, la falta de aerolíneas (que se retiran bajo presión, de ese mercado).
Los efectos son la restricción de derechos que pueden cuantificarse en obstrucción del comercio internacional (exportaciones e importaciones), en la actividad de las pequeñas y medianas empresas, obstrucción de pagos internacionales, disminución de los ingresos del Estado, deterioro del sistema social que infringe daño a la población, etc.
EEUU reconoce 150 medidas coercitivas entre formales e informales desde el año 2017 (informe del departamento de Estado).
Con todas estas medidas, si bien se logró un tremendo deterioro en la calidad de vida de venezolanas y venezolanos, no se llegó al objetivo principal del imperio que es la destitución de Nicolás Maduro.
Entonces EEUU y sus países satélites desempolvaron el TIAR.
El mecanismo del TIAR es un acuerdo firmado en Río de Janeiro (Brasil), en septiembre de 1947, para la “defensa” mutua entre los países miembros de la OEA. Venezuela ingresó al tratado en 1948, durante la administración de Rómulo Gallegos, pero en 2012, bajo el Gobierno del presidente Hugo Chávez, anunció su retiro junto a otros países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) entre ellos, Bolivia, Ecuador y Nicaragua.
Siempre se usó para los fines colonialistas del imperio y cuando lo convocó Argentina en 1982 por la guerra de Malvinas fue rechazado, justamente por EEUU.
Hoy se lo convoca contra Venezuela con fines de guerra. Guerra en un continente de paz. Y lo hace con dos hechos muy lamentables: con el voto de la propia Venezuela ejercido por un diputado de la oposición que se considera a sí mismo el presidente, y negando que no puede realizarse la acción porque Venezuela salió del tratado.
Hay un tercer bochorno, para nosotros los argentinos de buena fe, que es la votación afirmativa del gobierno de Macri.
Toda la acción es contraria a las reglas del acuerdo y va en contra del Derecho Internacional y de las propias resoluciones de la ONU.
“Las sanciones matan, son crímenes geopolíticos. Las sanciones conducen directamente a la muerte de niños por malnutrición. En Venezuela están muriendo niños porque no consiguen alimentos o medicamentos: por las sanciones y por el bloqueo”, dijo IDRISS JAZAIRY Relator Especial de naciones Unidas, en 2015.
“Los errores, omisiones y contradicciones lógicas y fácticas, así como su abierto prejuicio anti-venezolano, son sorprendentes […] Las sanciones han sido y son el mayor crimen en Venezuela, la mayor violación del derecho a la vida, la salud y la seguridad de sus ciudadanos”, dice GIUSEPPE “PINO” ARLACCHI, Ex vicesecretario general adjunto de las Naciones Unidas y director del Programa Antidrogas de las Naciones Unidas.

Ana Valentino – Secretaría de Política Internacional Movimiento Octubres
Gastón Harispe – Secretario General – Diputado del Parlasur

D

AUSPICIANTES