El Gobierno evalúa suspender la elección de los legisladores del Parlasur

Para evitar una de las mayores polémicas de 2015, el gobierno de Mauricio Macri analiza ahora suspender las elecciones de diputados del Parlasur en los comicios generales del 27 de octubre próximo. De ese modo solo cumplirán esas funciones los legisladores que surjan de la composición del Congreso desde diciembre próximo.

Para ello debería dejar sin efecto la ley 27.120, que establece que junto con los cargos ejecutivos y legislativos nacionales y provinciales se eligen los parlamentarios del Mercosur.

Se pasaría así al viejo sistema según el cual los diputados nacionales pasarían a tener una doble función y asisten una vez por mes, o tal vez menos, al Parlasur que funciona en Montevideo.

Si bien todavía no está definido, el conflicto se analiza en la Casa Rosada. Y existen en danza dos proyectos de ley, uno de la diputada Elisa Carrió (Coalición Cívica) y otro de Silvia Lospennato (Pro), ambas de la coalición Cambiemos .

Si bien el Mercosur estableció que en 2020 todos los parlamentarios del bloque debían ser elegidos por voto directo, los únicos países que lo hacen son Paraguay y la Argentina. Brasil y Uruguay solo envían a legisladores de su propio Parlamento.

A los 41 parlamentarios argentinos se suman 75 congresistas de Brasil, 18 de Paraguay y otros tantos de Uruguay. El Parlasur funciona en la capital uruguaya, Montevideo, donde se reúne el plenario del cuerpo así como las comisiones de ese bloque regional.

La semana última, el canciller Jorge Faurie disertó en la sede del Círculo de Legisladores sobre la «Inserción Argentina en el mundo, política internacional y promoción económica», allí reconoció que estaba en dudas la elección del próximo 27 de octubre de los representantes de la Argentina de los parlamentarios del Mercosur.

«Brasil y Uruguay no eligieron a sus representantes en la fecha que se habían comprometido, y Uruguay tiene un problema interno en la forma de elegir a sus parlamentarios. Es un tema que está en análisis sobre el cual todavía no tenemos definición», señaló Faurie.

Los diputados argentinos del Parlasur no perciben dieta alguna, sino viáticos para pasajes y para alojamiento. Si bien hay un reclamo para instituir una remuneración, el Gobierno sostiene que debe correr por cuenta del Mercosur. Los únicos remunerados actualmente son los enviados de Paraguay, porque los representantes de Brasil y Uruguay cobran el sueldo de sus respectivos Parlamentos.

«El Gobierno hace rato viene planteando que el Parlasur no existe y no funciona, van de vez en cuando. Nadie tiene elección directa salvo Paraguay», dijo a LA NACION un funcionario oficial.

La diputada Lospennato tiene un proyecto para suspender esa elección, pero aún no lo presentó a la espera de que el Mercosur emita la resolución sobre el tema. En 2020 vence el plazo en que Uruguay y Brasil deberían ponerse a tono para hacer la elección directa o prorrogar los plazos.

En ese caso, Lospennato propondría suspender la elección directa hasta que el resto lo haga y para eso hay que suspender la vigencia de la ley.

En el proyecto presentado por Carrió, también se suspendería la aplicación de la ley 27.120 con relación a los parlamentarios del Mercosur hasta la fecha del vencimiento de la prórroga de la etapa de transición, el 31 de diciembre de 2020.

AUSPICIANTES