EL TIAR PARA VENEZUELA

LA CONVOCATORIA AL TIAR PARA VENEZUELA

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este 11 de septiembre la convocatoria del Órgano de Consulta del Tratado de Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) para tratar la situación en Venezuela, por considerar que supone una “amenaza a la paz y la seguridad de la región”.

El Consejo Permanente de la OEA abrió este proceso de activación del TIAR, o Tratado de Río (1947), con 12 votos a favor ( los de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay, República Dominicana, más el representante de Guaidó aceptado por la OEA), 5 abstenciones (Costa Rica, Panamá, Perú, Uruguay y Trinidad y Tobago) y una ausencia (Bahamas).

¿Qué es el TIAR?

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) es un pacto continental de defensa mutua. Conocido como Tratado de Río -por la ciudad donde se firmó el 2 de septiembre de 1947, apenas terminada la II Guerra Mundial- fue suscrito antes de la creación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y de la OEA.

El artículo 3.1 del TIAR resume su espíritu: » Las Altas Partes Contratantes convienen en que un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado Americano, será considerado como un ataque contra todos los Estados Americanos”.

Así, cada una de las Partes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque en ejercicio del derecho de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas.

¿Qué países y territorios comprende?

La región a que se refiere este Tratado comprende a toda América y 300 millas a partir de la costa continental e insular, incluyendo la región entre Alaska y Groenlandia, en el norte, y en la zona ártica hasta las islas Aleutianas. En el sur las regiones antárticas, y los islotes de San Pedro y San Pablo y la isla Trinidad.

Actualmente, de los 35 miembros de la OEA (incluido el representante enviado por Guaidó), sólo 18 están dentro del TIAR (si se cuenta la reincorporación de Venezuela postulada por Guaidó). Venezuela dejó el TIAR en 2012, junto con Ecuador, Bolivia, Cuba y Nicaragua.

Quedan integrando el tratado: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay, Trinidad y Tobago y Bahamas.

¿Cómo se activa?

El TIAR puede activarse en dos circunstancias. En primer lugar, en caso de un ataque armado contra un Estado americano. En segundo lugar, ante una agresión que no sea ataque armado: ya sea por un conflicto extracontinental o intracontinental, por una agresión contra la soberanía o la independencia política de cualquier Estado americano, o por cualquier otro hecho o situación que pueda poner en peligro la paz de América.

En este caso, fue Juan Guaidó, titular de la Asamblea Nacional, autoproclamado presidente interino de Venezuela y reconocido por la mayoría de los países de la región, quien a través de su embajador ante la OEA, Gustavo Tarre Briceño, hizo la petición de convocatoria al Órgano de Consulta del TIAR.

¿Qué ocurrió después de la votación en la OEA?

Terminada la votación, Costa Rica, Chile y Perú también presentaron una enmienda para excluir el posible uso de la fuerza, pero resultó rechazada por nueve votos en contra. A su vez, la delegación mexicana tomó la palabra para rechazar la activación del TIAR, por entender que “no hay un conflicto armado en el continente que amerite la aplicación”. México sostuvo que con la activación de este mecanismo se busca una intervención armada en la región.

¿Por qué Guaidó invocó el TIAR?

Para invocar la aplicación del tratado, Guaidó argumentó desde la presencia de grupos armados en Venezuela y el uso del territorio nacional como puente para el tráfico ilegal de drogas hasta el desastre ambiental en el Arco Minero del Orinoco debido a la expansión de la minería ilegal.

La mayoría del Consejo Permanente de la OEA consintió en que la actual situación en Venezuela representa «una clara amenaza a la paz y la seguridad» en la región.

¿Qué implica la activación del TIAR?

En lo concreto, lo que los doce países que votaron a favor decidieron fue la convocatoria a una reunión de los ministros de Exteriores de los Estados parte del TIAR. En la segunda quincena de este mes de septiembre, en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas, se juntarán y deliberarán acerca de qué medidas tomar con respecto a Venezuela.

¿Qué medidas puede tomar el Órgano de Consulta?

De acuerdo con el tratado, podrían ser una o más de las siguientes: el retiro de los jefes de misión; la ruptura de las relaciones diplomáticas; la ruptura de las relaciones consulares; la interrupción parcial o total de las relaciones económicas, o de las comunicaciones ferroviarias, marítimas, aéreas, postales, telegráficas, telefónicas, radiotelefónicas o radiotelegráficas, y el empleo de la fuerza armada.

¿Cuántas veces se activó el TIAR?

El TIAR se invocó más de una docena de veces, pero en pocas culminó en una intervención militar continental conjunta, como en la isla de Grenada, en 1983.

En 1962, el TIAR aprobó sanciones contra Cuba durante la Crisis de los Misiles con Estados Unidos que provocó el despliegue de armas soviéticas en la isla. En 1965, la OEA autorizó además que una Fuerza Interamericana de Paz liderada por Estados Unidos interviniera en la guerra civil en República Dominicana, una iniciativa por la que la propia organización aceptó hacer un desagravio al país en 2016.

Otros antecedentes del TIAR son los que contribuyeron a evitar guerras entre Costa Rica y Nicaragua (1948 y 1955) y entre Honduras y El Salvador (1969).

En 2001, Estados Unidos consideró invocarlo nuevamente con motivo de los atentados en las Torres Gemelas de Nueva York, pero no lo concretó.

¿Por qué no se activó en la Guerra de Malvinas de 1982?

En 1982, Argentina invocó el TIAR durante la Guerra de las Malvinas para defenderse del Reino Unido y una mayoría de los miembros la apoyaron.

Sin embargo, Estados Unidos, miembro de la OTAN, rechazó la invocación con el argumento de que Argentina había sido la nación agresora y el Consejo de Seguridad de la ONU ya había tomado cartas en el asunto, una posición a la que adhirieron Colombia y Chile. La opinión generalizada entre diplomáticos y observadores, por entonces, fue que el TIAR había recibido así un golpe de gracia. Hoy parece renacer

AUSPICIANTES